Española por el mundo

Living Las Vegas

La primera vez que pisé la Ciudad del Pecado, pensaba que la fiesta y los casinos serían su único atractivo. Por suerte para mí, no podía estar más lejos de la realidad. Y no es que no disfrutara de un buen coctelito en un lugar coqueto, ni que no me lo pasara en grande durante una jornada maratónica jugando black Jack, en el Down Town, con un veterano procedente de Georgia que me enseñó a apostar (casi) como una profesional.

via GIPHY

Sin embargo, la oferta gastronómica y cultural, hasta entonces desconocida para mí, me dio una nueva perspectiva de Las Vegas y la convirtió así en uno de mis lugares favoritos de Estados Unidos. Dado que mi vivencia personal fue clave para ver la ciudad desde otro punto de vista, he decidido compartiros mis favoritos para os sirvan también a vosotros de inspiración.

Dónde comer

En lo alto del Hotel Delano (el nombre no es broma ni mucho menos) se encuentra un restaurante de comida internacional llamado Rivea, del chef ejecutivo Bruno Riou. Si el risotto es una de tus debilidades, no te lo puedes perder. De los más cremosos y sabrosos que he probado. Aunque, sin duda, el favorito de la noche, fue la langosta. Además de la comida, nada mejor para acompañarla que una buena copa de vino y unas vistas espectaculares a la ciudad. Si vas con tiempo, te sugiero que después bajes al hotel y asistas al espectáculo de Michael Jackson ONE by Cirque du Soleil. Tanto si eras fanático del Rey del Pop como si no, merece la pena recordarlo. Sentirás que está presente en el escenario.

Otro de mis favoritos, sin duda, está firmado por un chef español, José Andrés, y presenta una mezcla tan exótica como atractiva; comida china y mexicana. El menú degustación del China poblano es bastante asequible, teniendo en cuenta que está dentro del Hotel The Cosmopolitan, e incluye unos de los mejores tacos de carnitas y unas de las salsas más deliciosas que he tenido la suerte de probar en estos años.

Un espectáculo

Después de ver varias opciones, definitivamente el mayor atractivo del momento lo encontrarás en el hotel Wynn. Le Rêve – The Dream es un espectáculo de acrobacias, donde combinan fuego viento y agua para recrear un mundo de fantasía que te tendrá con los ojos abiertos como platos durante todo el show. Te recomiendo que no te sientes ni muy adelante ni muy atrás, para no perderte ningún detalle.

Qué ver

Además del clásico tour por los hoteles y la excursión imprescindible, desde mi punto de vista, al Gran Cañón, te recomiendo ampliamente que te des una vuelta por la parte vieja de Las Vegas, conocida como Down Town. Además de transportarte al pasado en sus casinos más emblemáticos y antiguos (no te pierdas la pecera de tiburones que está en el interior de la piscina del hotel Golden Nugget), podrás descubrir el encanto de los murales que año tras año aumentan en número y espectacularidad gracias al Life is Beautiful Urban Art Festival.

Un paseo nocturno

El helicóptero será tu medio de transporte idóneo para tener la mejor visión de la Ciudad del Pecado. Recorrer el Strip cuando el sol ha caído, con las luces de Los Casinos sobre tus pies y con los Red Hot Chili Peppers tocando de fondo (así, al menos, fue mi experiencia con Sundance Helicopters), hará que te sientas parte de una película de Hollywood o, al menos, en el inicio de CSI Las Vegas.

Una actividad alternativa

¿Te gusta la acción? ¿Qué te parecería pelear contra una horda de zombis hiperrealistas que solo viven para comerte el cerebro? Eso, en Las Vegas, es posible. Te gusten o no los videojuegos, tienes que ir a la experiencia de realidad virtual que se encuentra dentro del Hotel MGM Grand. La adrenalina que soltarás en esos 45 minutos luchando por tu vida (de manera metafórica pero altamente creíble) no se compara ni con una clase de spinning.

¿Dónde comprar?

Dejando a un lado los famosos outlets, donde los precios no son tan irrisoriamente baratos a no ser que vayas en temporada de rebajas, es visita obligada que recorras los pasillos que conectan algunos hoteles más importantes como el Bellagio y el Venetian. La decoración es uno de los principales atractivos de la ciudad y las mejores firmas internacionales tienen su spot en esos conductos. Date una vuelta por Prada, Louis Vuitton o Chanel, pero no olvides deleitarte con las flores de cristal de Murano que decoran el techo del lobby del Bellagio o con el jardín itinerante, dentro del mismo hotel, que redecoran íntegramente según la temporada. ¡Tan espectacular como el show de fuentes más icónico de la ciudad!

Dónde relajarme

Si quieres que te den un buen masaje, te propongo dos opciones de acuerdo al tipo de expectativas que busques llenar. Si lo que quieres es disfrutar de un circuito termal a la altura de los dioses griegos, el Qua Baths And Spa, situado en el interior del hotel Caesars Palace, es tu opción. Los baños romanos que presiden su sala principal te harán sentirte como Zeus en el Olimpo. Si sales con hambre y te gusta la comida francesa, en frente está el restaurante Guy Savoy, donde todo, incluso el pan, está para chuparse los dedos.

Si tus pretensiones van más a lo experiencial y a tratamientos más alternativos, te recomendamos probar el Sahra Spa & Hammam en The Cosmopolitan. Prueba el hammam, más conocido como baño turco. Después de vivir esa experiencia, te sentirás renovada, revitalizada y lista para volver a la realidad.

Por último, después de tu primera vez en Las Vegas, hay un mensaje que siempre debes llevar contigo. Pide un taxi, ve al emblemático cartel de Welcome to Fabulous Las Vegas y mira del otro lado del letrero. Espero noticias tuyas.

 

Soy ovetense de nacimiento y mexicana por adopción. Periodista de profesión y cotilla por vocación, dicen que el sarcasmo y el humor negro son mis señas de identidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: