• Moda y Belleza

    Los zapatos favoritos de Santa Claus

    Estamos a escasa horas de recibir a Santa Claus —más conocido en mi casa como “el gordo de la Coca Cola”—, aquel individuo risueño de aspecto amoroso que solo te traía objetos banales para cualquier criatura, como calcetines o lápices de colores. En mi casa el furor se reservaba para los Reyes Magos, más que nada, por una cuestión de lógica aplastante. Vamos a ver, seguro que más de una vez os habéis parado a pensar en ello; ¿cómo va a ser mejor Papá Noel si solo es uno, si viaja en trineo que, aunque os parezca el modo más rápido de viajar, pensad en la cantidad de veces que…

  • Mochomos
    Arte, Bares y Comida,  Uncategorized

    Rincones de moda para los amantes de la carne

    De todos es bien sabida la variedad y diversidad de la gastronomía mexicana; sin embargo, me ha parecido oportuno cerrar el año destacando cuatro restaurantes especializados en carne que, aunque puede que más de uno discrepe en cuanto al criterio de selección de este ranking, para mi gusto son la estrella de este 2018. Empecemos por lo básico; la materia prima. Como española, muchas veces me he cuestionado por qué esa costumbre —por no llamarlo manía obsesiva— de bañar siempre la carne y el pescado en 1 litro de salsa —eso cuando, además, no lo gratinan, le echan más salsa encima y demás condimentos— que solo consiguen opacar el sabor…

  • Uncategorized

    En México no se habla español

    Algunos de mis amigos, en tono cariñoso —espero—, me llaman Cervantes. Curioso apodo teniendo en cuenta que ni El Quijote me he leído —quien esté libre de pecado que tire la primera piedra—. Sin embargo, su ilustre adjetivo va más por mi obsesión por el idioma español que por otra cosa. Que sí, que soy consciente de que estar pegados a los vecinos del norte tiene claras repercusiones en la cultura —véase la costumbre de celebrar Halloween y la iniciativa de algunos hoteles por ofrecer a sus huéspedes norteamericanos una cena de Acción de Gracias—, pero eso no significa que debamos renunciar a nuestro ADN. Y el idioma oficial de…

  • El Confesionario

    En México no llueve

    Además del ya analizado tráfico infernal, una de las cosas que llamó mucho mi atención, cuando me mudé a Ciudad de México, fue la altura de los bordillos —en serio, aquí puedes llegar a desarrollar vértigo por el simple hecho de asomarte desde una banqueta—. Aquello era algo que se escapaba de mi entendimiento; sobre todo, teniendo en cuenta que el promedio de este país está muy alejado de la media de los nórdicos —sin ofender—. De hecho son tan altas que estoy convencida que solo con subir y bajar unas cuantas al día, es más que suficiente para lograr un bonito y tonificado derriere —por eso de que nadie…

  • Moda y Belleza

    Los rincones más top para las ‘beauty lovers’

    Como la mayoría de las mujeres, durante mis 24 años de vida, ya había seleccionado minuciosamente mis sitios de confianza en Oviedo. Por eso, cuando llegué a México, y teniendo en cuenta que mi novio no tenía las mismas necesidades que yo, me costó bastantes pruebas —con sus consecuentes errores— encontrar los lugares adecuados para los clásicos retoques de “chapa y pintura”. Teniendo en cuenta la cantidad de extranjeras, recién aterrizadas, que se han acercado a mí en los últimos 8 años pidiéndome consejo sobre dónde depilarse o dónde pintarse las uñas, he decidido hacer una recopilación de mis beauty hot spots para evitaros alguna que otra historia de terror…

  • Arte, Bares y Comida,  Experiencias

    Así dan las gracias en México

    El día de Acción de Gracias en Estados Unidos —porque en Inglaterra fue mucho antes— data del siglo XVII y, aunque la idea original era dar gracias por las cosechas del año, hoy en día esta costumbre se sigue practicando, aunque no necesariamente haya ninguna plantación —al menos literal— previa. Si os digo la verdad, hasta que llegué a México no sabía mucho de esta tradición —más que por los capítulos de Friends en donde el pavo, el desfile anual de Macy’s y la reunión de los protagonistas alrededor de la mesa eran los ingredientes principales—, pero aquí, aunque es una costumbre que nadie celebra, la cercanía con los vecinos…